domingo, 4 de diciembre de 2016

De nuevo en la vereda - Día 31 de octubre de 2016

Nuestro viaje empieza un año más con gran ilusión, con muchos compañeros repetidores entre nosotros. Ricardo, el profesor novato, llega 20 minutos tarde y repartiendo pollitos de peluche. Nos cuenta que ha intentado entrar en la facultad por la puerta de atrás y, al encontrarla cerrada, ha tenido que ir a dar la vuelta del copón para reunirse con nosotros. ¡Esto en el campo no pasa!


En Zaragoza hace bastante frío y llueve, pero al llegar a Guadalaviar, nos recibe un día espectacular. 


Durante día y medio, nos acompañan algunos compañeros extra: Emilio Magallón, Maite Verde, Luis Figueras, Marian Ramo con su marido e hijos, Inés, Faco, María Soriano con sus padres, María Valero y Carlos. Además, a la llegada a Guadalaviar, nos espera Claudia, que nos guiará hasta nuestro encuentro con los pastores.

Con gran emoción nos saludamos y los acompañamos hasta bajar el “Barranco del Judío” donde pasará la noche el rebaño de 3000 ovejas, el burro Problemas, los perros y las cabras. El barranco no ha sido tarea fácil, pues algunos infravaloraban el desnivel del mismo y muchos acabamos deslizándonos por él.


Hacia las 19 horas llegamos de nuevo a Guadalaviar donde la hermana de Vidal e Ismael, Humi nos realiza una visita por el museo de la trashumancia. Ahí aprenderemos los cambios que ha realizado la vida trashumante durante los años. Al calor de la pequeña cabaña, todos nos iniciamos como nuevos zagales. ¡Que ricos los conguitos!

Tras reunirnos todos en la plaza del pequeño pueblo, vamos a cenar al hostal. En esta ocasión, la cena la patrocina el colegio oficial de veterinarios de Teruel y nuestro gran amigo “Tito Badi”•

Después de tomar el café en uno de los bares del pueblo, los más jóvenes, en compañía de Maite, jugamos al escondite en la plaza del pueblo. Algunos destacan en el juego, otros se retiran temiendo ser cazados, y los últimos resisten hasta que, atraídos por la música, se acercan a la verbena. 

El frontón está lleno, pero pronto decidimos retirarnos ya que hoy el día ha sido largo y mañana tenemos que madrugar. 

jueves, 31 de diciembre de 2015

Día 22 - 22 de noviembre de 2015 Cañada de la Tabernilla - Tumba de José María El Trempanillo "Sierra Morena, tierra de bandoleros"

Esta mañana María José ha tomado el relevo a Problema a las 6:30 y se ha puesto a parlotear muy alegremente, además del ir y venir de los cazadores que había por la zona.

La escarcha ha aparecido sobre tiendas y furgonetas pero uno a uno vamos llegando a la lumbre del pastor. Desayunamos magdalenas con carajillos y abandonamos la cañada de la Tabernilla (seguimos buscando la Tabernilla). A media mañana nos viene a visitar Mari Carmen, una veterinaria y fotógrafa de vocación. También nos ha saludado un ciclista que venía siguiendo nuestros pasos 28 km.


Y es poco lo que tardamos hoy en comer unas gachas de almorta preparadas con mucho amor y polémica (Urbano versus Vidal). Alargamos la sobremesa sentados en el pasto ya que la jornada de hoy era corta.


Teresa y María José eligieron ser hateras por la mañana, para ver ciervos y muflones por la tarde, pero resultó que los hateros de la tarde (Óscar y Carlos) se encontraron unos cruzando el campamento.

Atravesamos cortijos mientras Vidal nos describe costumbres de señoritos andaluces.

Como siempre, llegamos al campamento antes de la cena, nos reunimos en la lumbre y cenamos potaje bien calentito (esta noche se vaticina frío). Hablando de la procedencia de cada uno, Diana Sofía, le pregunta a Ana por la suya, la que responde con un chorro de vino en la cara. En la hoguera nos sentimos inquietos ya que los perros empiezan a ladrar, seguramente al espíritu de José María Tempranillo, el bandolero cuya tumba da nombre a este bonito paraje. Siguen las conversaciones y los licores, aprovechando estos últimos raticos de vereda.


Frase del día “Aragón tiene 3 cosas; la virgen del Pilar, la voz de Labordeta y que nunca cambiamos de chaqueta”.

Tururututu tururututu tururututu

Queremos agradecer a Vidal, Ismael y Urbano habernos dejado compartir con ellos esta maravillosa semana, habernos enseñado tantas cosas en tan solo 6 días y habernos acercado a este mundo rural tan desconocido.



Autores: Lara Royo, Sofía Ramón, Julia Barrio, Ana María Mateu, María Soriano, Carlos Soriano, Óscar Solano, Teresa Quintín y Mª José Pueyo

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Día 21 - 21 de noviembre de 2015 Cerro del Lobo - Cañada de la Tabernilla "De La Mancha a Jaén"

Un día más, Problemas rebuznando e Ismael haciendo el gallo (que no el gallito), nos hemos levantado (un poco más tarde) y café en mano y sobao pasiego en boca, empezamos la ruta.


Nos despedimos de Marity y Eva y recibimos visitas que nos traen magdalenas.

Tras dormir a sus pies, subimos al Cerro del Lobo y he aquí la sorpresa que no hemos visto ninguno (¿ande andarán?).

Nuestro querido Problemas hace una entrada triunfal rebuznando, galopando y mordiendo a las 3000 ovejas. Tras una mañana larga y Vidal  jugando con nuestras ilusiones (porque teníamos hambre), nos hacía creer que la comida estaba cerca, pero no la nuestra.


Mientras tanto, los hateros pasaban una agradable mañana de recados y saludos a viejos amigos del pueblo, dando cuenta de un muy buen chocolate con porras y escuchando los consejos de Urbano.

Hemos comido en el Pozo del Cura, donde Teresa ha probado su primera naranja, Carlos ha sangrado por la nariz y María se lo pasaba pipa columpiándose.

A mitad de tarde, cruzamos la frontera, nos hacemos unos cuantos selfies y el esperado sol andaluz (prometido por Ismael) se convierte en cielo nublado y lluvia.


Después, Teresa recoge caca (como todos los días) y esta vez ayudada por Óscar cantando; “esta sí, esta no…”

Como el día ha sido agotador, Lara monta a Problemas casi rozando el suelo con sus pies y llamándole Bellotas.

Además, Carlos observa a las cabras como todos los días y empieza a comunicarse con ellas balando (todo se pega).

Llegamos al campamento y es hora de asearse pero Ana y Julia casi se intoxican con champú seco en spray ya que llenan la tienda de él.

Nos arrimamos al fuego hasta que llega la cena, a base de ensalada, pinchos morunos, panceta y careta.

Tomamos licores alrededor de la lumbre y Tururututu tururututu tururututu.

Autores: Lara Royo, Sofía Ramón, Julia Barrio, Ana María Mateu, María Soriano, Carlos Soriano, Óscar Solano, Teresa Quintín y Mª José Pueyo

martes, 29 de diciembre de 2015

Día 20 - 20 de noviembre de 2015 Torrenueva - Cerro del Lobo "Al pastor nunca se le puede olvidar la manta por raso ni la merienda por harto"

Tras el rebuznar de Problemas a las 6:50 am nos encontramos alrededor de las brasas y notamos la inquietud de Lara, preocupados le preguntamos que le ocurría:

-Lara, ¿qué te ocurre?
- Anoche no hicimos bien lo de cucharada y paso atrás
-¿Cómo que no? ¡Claro que sí! Cada vez que dabas una cucharada del cazo, nos íbamos para atrás para que el resto pudiera coger.
- ¡Ahhhhhh! Yo creía que había que ponerse en fila india y cuando cogías irte al final.

Empezamos la ruta y aprendemos a salvar el sembrado a ambos lados de la vereda, desarrollando nuestras dotes pastoriles.


Viendo que el día iba a ser muy monótono en cuanto a paisaje, a Ismael se le ha ocurrido hacer una de las suyas.

Ha cogido a los 3 inocentes del grupo (Julia, Ana y Óscar) y con nocturnidad y alevosía, se ha metido una oliva de un árbol en la boca, invitando a nuestros compañeros a probar aquel manjar y tras lo cual ha citado a Francisco de Quevedo: 

“Pues amarga la verdad,
quiero echarla de la boca 
y si el alma su hiel toca, 
esconderla es necedad, 
sépase, pues libertad 
ha engendrado en mi pereza 
la pobreza 
¿Quién procura que se aleje
del suelo la gloria vana? 
¿Quién siendo toda cristiana, 
tiene la cara de hereje? 
¿Quién hace que que al hombre aqueje
el desprecio y la tristeza?
La pobreza, porque si es amarga la verdad quiero echarla de mi boca”

Total, como las aceitunas del árbol: amargas.

Tras la incursión de las ovejas en una finca privada, comemos en Navalavaca, con la visita del propietario.

Los hateros han preparado tortillas de monte y embutido. Con el estómago lleno y la modorra correspondiente, seguimos hacia nuestro destino.

Haciendo descansos, bajo la sombra, nos hallábamos y Vidal nos decía: “La lumbre del pastor, cuando se va, la mejor”.


Poco después llegamos a nuestro destino, el Cerro del Lobo. Alrededor de la hoguera, Óscar nos confiesa que perdió la braga del cuello por dejarla abandonada por ahí cuando tenía calor. Carlos con mucha seguridad le dijo: escucha lo que se dice “No te dejes el bocata por no tener hambre ni la manta por no tener frío” (refranero español by Carlos) Tras las risas de todos, vino Vidal y nos lo aclaró (refrán del título).

Recibimos la visita de dos representantes de la asociación Trashumancia y Naturaleza (Marity y Eva) y degustamos un exquisito arroz con el conejo de ayer (el protagonista de la cena).


Estamos alrededor de la hoguera y como de costumbre “Tururututu tururututu tururututu”.

Autores: Lara Royo, Sofía Ramón, Julia Barrio, Ana María Mateu, María Soriano, Carlos Soriano, Óscar Solano, Teresa Quintín y Mª José Pueyo

domingo, 27 de diciembre de 2015

Día 19 - 19 de noviembre de 2015 Pozo de la Serna - Torrenueva

Estábamos reunidos en una tienda de campaña todos, cuando de repente oímos ladrar a los perros y los  cencerros agitados. Se va cada uno a su tienda y empieza el caos.

Cual avestruz, escondimos la cabeza en el saco y el culo al aire. Las ovejas llevadas por el pánico, de algo desconocido, tiraron el redil, huyendo haciendo círculos. Nosotros sólo escuchábamos gritos, silbidos, cencerros y galopes en el ambiente.

Con mucho esfuerzo y tras una larga noche, la paciencia de los pastores consiguió devolver todo a la calma. “Los pastores no son muchos, pero son machos”.

Amanece con el rebuzno del burro (adelantado una hora), desayunamos en torno al fuego y marchamos. Atravesamos Pozo de la Serna donde recibimos los ánimos de los vecinos y tras atravesar una zona agrícola llegamos al embalse de la Cabezuela. Con ayuda de la guardia civil cruzamos el puente y Urbano y el resto de hateros nos reciben con los brazos abiertos y la mesa puesta.



Tarde monótona de mucho caminar, con calor pero hemos aprendido a calcular sin reloj las horas de luz restantes.

Llegamos al campamento con conejo recién cazado gracias a “Lili” (se ha metido en su boca).

Tras una suculenta cena nos disponemos a escribir en el blog acompañados de licores varios y Tururututu tururututu tururututu….

Autores: Lara Royo, Sofía Ramón, Julia Barrio, Ana María Mateu, María Soriano, Carlos Soriano, Óscar Solano, Teresa Quintín y Mª José Pueyo

sábado, 26 de diciembre de 2015

Día 18 - 18 de noviembre de 2015 Zaragoza - Pozo de la Serna "El burro Problemas nos da la bienvenida"

Tras una jornada llena de incertidumbre en la cual no sabíamos si podríamos ser partícipes de la vereda, el miércoles 18 a las 8:50, tras despedirnos de Olivia y Juanjo, partíamos rumbo a tierras manchegas (¡gracias Mª José!). Seis horas y media después, llegábamos a un pueblecito llamado Pozo de la Serna, donde Urbano con alegre disposición nos estaba esperando para conducirnos al campamento base.


Con las tiendas mojadas por el rocío de la mañana anterior, las montamos fijándonos en la disposición estratégica de las tiendas de los pastores, ya que “donde fueres, haz lo que vieres” (a pesar de que hicimos justo lo contrario).

Minutos después, llegó el gran momento. Oímos cencerros y con la mirada puesta en todas direcciones, a lo lejos, divisamos a un burro con orejas largas y alegres andares, cual Rocinante. A sus espaldas, aparece el rebaño liderado por Ismael y seguido por Vidal.


Una vez guardado el rebaño en el redil conectado al pastor eléctrico, comienza la preparación de la cena y empiezan las conversaciones alrededor de la hoguera.

En el postre celebramos el 21 cumpleaños de Carlos (natural de Torres de Albarracín y el preferido de los pastores), que nos trajo unos pastelitos. Brindamos con champagne (cortesía del falso soriano, Óscar David).

Antes de irnos a dormir, vamos al bar del pueblo (Pozo de la Serna) donde disfrutamos de una distendida tertulia y retos al futbolín.


¡Buenas noches y hasta mañana!

Frases del día:

Calla y bebe” (Cuando María se amorra a la bota y no la suelta, ni bebe ni calla)

La experiencia es un peine que te da la vida cuando ya te has quedado calvo

El agua en jarra, el vino en bota y las mujeres en pelotas

Cucharada, paso atrás y tuso fuera

Anécdota del día:

Oscar Deivid - Pero, ¿qué es esta especie de manzana podrida? (mientras se dirige con mucha confianza hacia la basura dispuesto a tirarlo).

Carlos - ¡No hombre no! Que esto es un limón podrido – Mientras Óscar va decidido a tirarlo a la basura

Juanjo - Es un membrillo.

Oscar Deivid – (ignora el comentario, y continúa su camino hacia la basura)

Juanjo – Es para el coche, da olor como un ambientador.

Oscar Deivid – (vuelve al coche, deja el membrillo donde estaba)

Autores: Lara Royo, Sofía Ramón, Julia Barrio, Ana María Mateu, María Soriano, Carlos Soriano, Óscar Solano, Teresa Quintín y Mª José Pueyo

jueves, 24 de diciembre de 2015

Día 17 - 17 de noviembre de 2015

Despertamos con una gran helada, así que nos apresuramos en prepararnos para acercarnos al calor de la hoguera. Con un sentimiento de tristeza por la despedida, decidimos acompañar a los pastores hasta media mañana. Avistando ya a nuestros hateros, Vidal nos gasta la última broma, nos exige descalzarnos para cruzar una enorme charca que invadía el camino. Cuando ya nos estábamos desatando los cordones, Vidal, entre risas, nos enseña un camino alternativo en perfectas condiciones.

Tras la triste despedida con cada uno de los pastores, vamos al pueblo para comprar la comida y allí recibimos una gran dosis de cruda realidad al enterarnos de la situación de terrorismo en París. Esto nos hace tener menos ganas de volver a la sociedad que teníamos algo olvidada.

Emprendemos el viaje de cuatro horas y media de vuelta en coche y aprovechamos para recordar las mejores anécdotas y las experiencias personales de cada uno.